La grandeza de Federer al felicitar a quien le ha quitado la corona

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Rafa Nadal rompió ayer el triple empate y se llevó de Abierto de Australia su vigésimo primer Grand Slam en una final que se recordará durante muchos años.

Sus rivales en la carrera por liderar la tabla de los campeones, Roger Federer y Novak Djokovic, se quedan con sus veinte trofeos y la incógnita de saber si podrán igualar de nuevo al tenista español.

Ayer en Australia, Rafa Nadal, de 35 años, supo remontar un partido que parecía perdido y vencer en un largo quinto set al tenista ruso Daniil Medvedev, diez años más joven que él. Tras un largo paréntesis por lesión, la participación de Nadal en Australia estuvo en duda hasta el último momento, pero finalmente se sumó a la lista de participantes.

Después de más de cinco horas de final, Nadal, de 35 años, levantó una vez más la copa de campeón e inmediatamente comenzaron a llegar felicitaciones de todo el mundo que inundaron los medios de comunicación y las redes sociales. Y en Instagram, Roger Federer publicó la suya, probablemente una de las más importantes por su autor y por su contenido, escrito en mayúsculas para destacarlo:

«A MI AMIGO Y GRAN RIVAL @RAFAELNADAL. FELICITACIONES DE TODO CORAZÓN POR SER EL PRIMER HOMBRE EN GANAR 21 TÍTULOS DE GRAND SLAM. HACE UNOS MESES BROMEÁBAMOS PORQUE AMBOS ÍBAMOS CON MULETAS. INCREÍBLE. NUNCA SUBESTIMES UN GRAN CAMPEÓN. TU INCREÍBLE ÉTICA DE TRABAJO, DEDICACIÓN Y ESPÍRITU DE LUCHA SON UNA INSPIRACIÓN PARA MÍ Y MUCHOS OTROS EN TODO EL MUNDO. ESTOY ORGULLOSO DE COMPARTIR ESTA ERA CONTIGO Y HONRADO POR JUGAR UN PAPEL PARA IMPULSARTE A LOGRAR MÁS. COMO LO HAS HECHO CONMIGO DURANTE LOS ÚLTIMOS 18 AÑOS. ¡SEGURO QUE TIENES MAS LOGROS POR DELANTE PERO POR AHORA DISFRUTA ESTE!»

Esta felicitación de amigo y rival engrandece la leyenda de Roger Federer y rezuma aprecio personal, respeto y admiración al deportista, magnanimidad y muchos otros valores del deporte. Federer felicita de todo corazón a la persona que le ha quitado la corona. Ojalá pudiéramos vivir muchos más momentos como este en el deporte.