Brafa
sportmagister Contacto sportmagister  Twitter sportmagister Español | Català | English
BUSCADOR >>>
Estás en >>> Inicio >>> Información >>> Entrevistas
>>>> Víctor Muñoz: “Los niños tienen que descubrir el fútbol jugando”
05/06/2007
Hace tan sólo unos días, Víctor Muñoz (Zaragoza, 1957) dio por finalizada su aventura griega en el Panathinaikos. Se hizo cargo del conjunto griego a finales de 2006 y logró llevarlo hasta la final de la Copa, donde perdió con el Larisa. Tras meses alejado de su familia, ahora ha decidido regresar a España, donde su nombre suena como posible futuro técnico de algunos equipos. A la espera de decidir hacia dónde dirigirá sus pasos, el técnico habla de su experiencia en Grecia.

¿Cómo fue la aventura griega?
Muy bien. Ha sido una experiencia muy buena, hemos aprendido mucho.  

Pero ha dejado el Panathinaikos. ¿Los resultados no fueron quizás los esperados?
No, toda la temporada ha ido muy bien. Lo que pasa es que cogimos el equipo cuando Olympiakos ya le sacaba una buena renta y,  aunque conseguimos ganarles en los derbies, luego perdimos algún partido inesperado y ya no los pudimos atrapar. Pero la gente, en general, está contenta con mi trabajo.

¿Y por qué lo ha dejado?
Porque para continuar exigía unas garantías a la hora de confeccionar la plantilla que no me daban. Sin esas garantías es difícil que lleguen los resultados que se esperan en un club grande como el Panathinaikos.

Ha dicho que había aprendido mucho. ¿En qué sentido?
Hemos tenido que adaptarnos a otro país, a otras costumbres, otra comida, otro idioma…

¿A otro fútbol también?
En cierto sentido, sí. Los jugadores griegos tienen otras características: son muy trabajadores, muy luchadores y poseen un enorme espíritu competitivo.

¿Y técnicamente?
Técnicamente, la liga griega no tiene el nivel de la española, la italiana o la inglesa, así que también en eso hay que adaptarse.

¿Y qué es lo que más le costó?
Quizá el idioma y no es que hayamos aprendido griego, pero en el equipo había jugadores de muchas nacionalidades: croatas, argentinos, brasileños, suecos, griegos…

¿En qué lengua se comunicaban?
En inglés. Tuvimos que asistir a clases porque nuestro nivel no era muy bueno, pero acabamos entendiéndonos bien.

Habla siempre en plural.
Sí, porque a mí siempre me acompañan Raúl Longhi, el segundo entrenador, y Manuel Lapuente, el preparador físico. 

¿Intentaron aprender griego?
Nos dieron alguna lección, pero es muy difícil y, como en el equipo había tantas nacionalidades, optamos por el inglés. 

valores en el fútbol

Perfil

Centrocampista de gran fortaleza física, gran defensor, Víctor Muñoz inició y concluyó su carrera futbolística en el equipo de su ciudad, el Zaragoza. Entre medias, jugó siete años en el Barça, equipo que abandonó para fichar por el Sampdoria, en 1988. 60 veces internacional con la selección española, disputó el Mundial de España 1982, el de México 86, así como la Eurocopa de Francia 84, donde fue subcampeón, y la de Alemania 84. Tras retirarse en 1991, se preparó para ser entrenador.  Como técnico ha dirigido al Mallorca, Logroñés, Lleida, Villarreal y Zaragoza, con quien conquistó la Copa del Rey y la Supercopa de España, antes de probar fortuna en el extranjero con el Panathinaikos.

valores en el fútbol víctor muñozLa afición griega no tiene muy buena fama. ¿Es tan dura como se la pinta?
Para lo bueno y para lo malo, es muy vehemente. La gente allí te dice las cosas como las siente, sin rodeos. A nosotros, una vez, después de un partido que no había ido bien, nos recomendaron que nos quedásemos en un hotel…

El fútbol sigue siendo el deporte que más les gusta a los niños, pero, a menudo, se lo toman como algo más que un juego. ¿Es un error?
Los niños tienen que descubrir el fútbol jugando. Los entrenadores tienen que ser educadores que los hagan pensar y el juego les tiene que servir para ser más inteligentes.

Eso no siempre se consigue.
Los métodos más modernos invitan a descubrir los secretos a través del juego. Hay que conseguir que ningún niño se vaya del fútbol por causa de un sistema inadecuado.

En todo eso ¿qué papel tienen los padres?
Los padres tienen una gran influencia, están siempre pendientes de sus hijos, como es lógico. Pero tienen que entender que el deporte es una parte importante dentro de la educación integral del niño y que hay que ser consecuentes. Quien quiere a un futbolista profesional a los 14 años le está haciendo un mal.

La liga españolas es si no la mejor una de las mejores del mundo. ¿Las estructuras de base han avanzado en la misma medida?
Hoy en día se trabaja mejor que hace unos años. Ya no se hace en la calle, sino en escuelas que siguen un método de enseñamiento. Prueba de ello son los éxitos de las selecciones inferiores.

¿Qué cualidades debe tener un niño para convertirse en un buen futbolista?
Primero, amar el fútbol. Después, tener ciertas condiciones físicas y mentales como la coordinación, que si no aprendes de niño es muy difícil de adquirir. Por último, no tener ningún desfase en el desarrollo, que es lo más complicado, y tener la suerte de no sufrir ninguna lesión.  

¿Hay muchos niños que cuenten con esas cualidades?
Hay muchos niños y todos quieren llegar, pero lo que pasa es que la selección es muy grande.

¿Por qué el fútbol sigue siendo el deporte preferido por la mayoría de niños?
Por la importancia social que tiene en nuestro país a nivel económico y de conocimiento. También, por la pura esencia del fútbol, lo divertido que es jugar un partido, y porque el factor suerte tiene aquí más influencia que en otros deportes.    

NOELIA ROMÁN

Otros apartados relacionados:

banner San Filipo

La frase del día

Boletín

    Sportmagister

      Educación de valores a través del deporte | Fundación Brafa 2018 | | Crèdits