BOLETÍN MENSUAL
No 198 Noviembre 2019 - 04/12/2019
Incrementar tamaño letra Tamaño letra Decrementar tamaño letra
 
Entrevista, Sean McVay

Desde que se convirtió en el entrenador principal más joven de la historia de la NFL, Sean McVay ha sido una de las personas más relevantes en el deporte norteamericano, llevando a los Rams del sótano a la élite de la liga. En las siguientes declaraciones podemos conocer las claves del éxito de este destacado líder.

 

Hace casi tres años, cuando tenía solo 30, se convirtió en el entrenador principal más joven de la historia de la NFL. En la fecha, todavía lo es. ¿Qué aporta la juventud?

Más que nada, aporta saber que tienes muchas cosas que aprender, un espacio enorme para crecer.

Desde que llegó a los Rams de Los Angeles le dio la vuelta a un equipo perdedor hasta llevarlo la temporada pasada a disputar la Super Bowl, ¿cómo lo hizo?

Creo que lo principal es establecer una cultura con los valores y principios de la organización y, sobre todo, ser consistente con ellos al representarla. El éxito no ha sido mío, sino de todo el equipo, de toda la organización de Los Angeles Rams.

La relación que tiene con sus jugadores es admirada en el deporte norteamericano, ¿cuál es el secreto?

Pienso que se trata de ser uno mismo, de ser auténtico. Los jugadores aprecian eso. En la relación entre el entrenador y el jugador tiene que haber transparencia y constante comunicación. Yo a todos los jugadores los llamo por su nombre y aprendo su nombre de inmediato. Esto me lo enseñó mi padre, que conocía el nombre de las 200 personas con las que trabajaba.

Usted cree mucho en delegar, dejando en manos de sus entrenadores asistentes las áreas del juego que no dirige directamente…

Sí, tengo grandes y experimentados asistentes, tanto en defensa como en equipos especiales. Eso me permite abstraerme y centrarme en el ataque, la faceta que yo dirijo, sin preocuparme demasiado por lo que ocurra en otras áreas.

En su segunda temporada al frente de los Rams llevó al equipo a la Super Bowl, pero las cosas no salieron como esperaba en la final de la NFL, ¿qué ocurrió?

Simplemente mi rival, Bill Belichick, entrenó mejor que yo. Me supo muy mal, porque no estuve a la altura de mi equipo y no lo llevé a una posición en la que pudiera ganar el partido. Una derrota así es muy dura, pero la parte positiva es que aumenta tu humildad, recordándote cada día que es importante aprender de tus errores.

Perfil

Sean McVay nació en Dayton, Ohio, el 24 de enero de 1986. A pesar de tener una buena etapa como quarterback en el Instituto, decidió jugar fútbol americano amateur en la Universidad de Miami en Ohio, en la posición de wide receiver, siguiendo los pasos de su padre y su abuelo. Muy joven, comenzó su carrera de entrenador asistente en la NFL con los Tampa Bay Buccaneers, cuando tenía 22 años. Veinticuatro meses después llegó a los Washington Redskins, de quienes se convirtió en coordinador de ataque en 2014. En enero de 2017, con solo 30 años, los Rams de Los Angeles apostaron por él, convirtiéndolo en el entrenador principal más joven de la historia de la NFL. En su tercera campaña con los Rams, a los 33, McVay todavía es el entrenador más joven de la liga. En su primera temporada llevó a los Rams a los playoffs y en la segunda, un paso más allá, alcanzando la Super Bowl, en la que cayó derrotado ante los poderosos New England Patriots.

 

 
Destacamos

 

Introducción:

 

En un mundo tan impersonal, donde las relaciones humanas son tenidas en cuenta cada vez menos, la labor en el club de fútbol americano Los Angeles Rams desarrollada por Sean McVay, el entrenador principal más joven de la historia de la NFL, es un ejemplo a seguir.

En solo dos temporadas, McVay llevó a los Rams hasta la Super Bowl, dándole la vuelta a un equipo que naufragaba en la prestigiosa liga norteamericana. Pero lo importante no es lo que este entrenador ha conseguido, sino cómo lo ha conseguido.

McVay ha aprendido mucho de su padre, quien destacaba que para dirigir una empresa conocía lo más rápido posible los nombres de todos sus trabajadores. Así, el joven entrenador se ganó rápidamente la confianza de sus entrenadores asistentes –algunos ilustres veteranos que casi le doblan la edad- y la de sus jugadores. A los primeros les dio carta blanca para dirigir su parcela del juego. A los segundos les demostró que le importaban y su respuesta fue brillante, sabiendo que su jefe les llamaba por su nombre. 

 

Test Recomendado   Artículo relacionado:
La comunicación en el deporte
  Tip Recomendado

 

 
Plan de educación deportiva

Te proponemos estas cinco láminas centradas en los valores de esta quincena correspondientes a las respectivas franjas de edad.

Yo ayudo
de 4 a 5 años
Para obedecer, escucharé bien
de 6 a 7 años
Dejo mis cosas a quien lo necesita
de 8 a 9 años
Me esfuerzo en cumplir mis encargos
de 10 a 11 años
Miro el lado positivo de las situaciones
de 12 a 13 años
+ información 
 
Test recomendadoTip recomendado

Te recomendamos para esta quincena este test de autoevaluación:

¿Trato a cada uno de mis jugadores de forma personalizada?

Para esta quincena te recomendamos especialmente:

Cada jugador debe tener un rol importante dentro del equipo

+ información + información 

Noticias
Los detalles y gestos de Roberto Bautista que han tocado a Rafa Nadal27/11/2019
Samuel Eto’o es admitido con 38 años como estudiante en la Universidad de Harvard27/11/2019
La historia de superación de Max Taylor: del cáncer a la Europa League27/11/2019
 
© Fundació Brafa 2019